Blogia
Duna Loves

Botas de agua

Botas de agua Sofía,
no voy a salir detrás de ti, a buscar tu reflejo en los charcos de las calles con mi barquito de madera, a reírme en el café, a volver a tocar aquella canción, porque tu figura curva viene impresa en cada letra.
Quiero dejarte bajar patinando por el asfalto y que el frío del invierno te agriete los labios, pero no quiero ser el cacao para volver a hidratarlos, ni las yemas de los dedos que acaricien tu pelo enmarañado, como tampoco quiero fundirme en tu sombra con mi propio abrazo.
No voy a salir a buscarte porque hace frío. Olvidé el paraguas y no tengo botas de agua para chapotear en tu mirada. No quiero dependerte ni necesitarte. No quiero hacerme grande. Pero te quiero... y sí, soy un niño pequeño.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

7 comentarios

DuNa -

La ternura del ser pequeño, o de intentar conservar el recuerdo de la inocencia infantil a pesar de todo :-)

Marta -

Que cosa tan bonita, Señora de las Arenas. Es un post estupendo, emotivo, dulce... Me ha gustado muchísimo, desprende ternura en todas las palabras.

DuNa -

También yo tengo los labios agrietados y no encuentro mi beso de hoy para curarlos. :-)

Gracias

Carlos -

A mi ya se me han agrietado los labios... ¿alguien me presta "el cacao" de sus labios para curarmelos?

Genial DuNa... me ha encantado.

La Mariposa -

Pero es tan difícil Amar sin depender, Amar sin necesitar...

Libertad y Amor son dos palabras que en esencia van de la mano, pero en el corazón, las más de las veces, libran batallas campales.

Precioso, Duna.

Besos voladores ;-)

Ardi -

Ignoro el contexto y por ello me desconciertas. Pero está tan bien dicho...
Esta chica promete. :)

Brisa -

El mejor amor es el que nace desde la libertad, el que te permite elegir, el que se entrega desde el corazón, no desde la necesidad o el apego, así que ese amor que nombras es precioso Duna el mejor. Un beso
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres