Blogia
Duna Loves

Suspiros de Arena

Donde las sombras son más largas

Donde las sombras son más largas

Donde las sombras son más largas.
¿Conoces un lugar mejor para ver cómo se pone el sol?

Presiento que se acerca una historia de amor de las grandes. ¿Tú no? Cuando se apaguen las luces. Entonces el calor que guardamos en la piel arderá hasta consumirnos. Y para cuando llegue el último estallido, habremos creado nuestro propio atardecer entre paredes de color naranja.

And every dawn is another morning less

[mi flickr]

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

Buena suerte

Sentada, esperando la llegada de la suerte.

Tal y como están las cosas, podría tardar. Me puedo sentar a esperar.

No quiero perder la oportunidad de tener esa sensación de vivir algo por segunda vez.

No me sueltes.

El comienzo del año siempre es así, 

una tormenta que te sacude por dentro

y no importa si tienes el corazón preparado para inundaciones

o no...

La ley de la costumbre

La ley de la costumbre

El primer mal gesto,
el primer insulto,
el primer empujón,
el primer golpe.

El segundo mal gesto,
el segundo insulto...

La ceguera no sólo está en los ojos,
también en el corazón.

NO a la violencia de género

-Imagen by Duna on Flickr-

Nunca olvides sonreír

Nunca olvides sonreír

Quiero regalarte una sonrisa nueva. 
Puede que no sea perfecta, pero es mía. Y ya deberías saber que nada es perfecto. Pero, incluso imperfecta, quizás sólo con una sonrisa puedas ver el mundo con ojos nuevos...

Sonríe. 

-Imagen by Duna-

Regresión a la infancia

Y posterior pérdida de la inocencia:

- Doctor, doctor. Hoy he vuelto a dormir como un niño pequeño.

- ¿Con un osito de peluche?

- No. Sin la almohada y boca abajo.

- Regresión a la infancia. Interesante...

- Sí, la verdad es que he dormido como un bebé. Pero no creo que a mi almohada de viscoelástica le haga la misma ilusión. Menos mal que la regresión no me ha durado mucho: he crecido de golpe en el desayuno.

-¿Por qué?

- Pues porque no creo que un niño se desayune un café doble y una catalana.

Over the rainbow

A estas horas, con los últimos rayos de sol de la tarde, en mi habitación se cultivan los arco iris. Crecen y se multiplican por las paredes. Algunos parpadean al ritmo del viento. Arco iris difuminados, quebrados, incompletos... o convertidos en curiosos tatuajes de luz. Crean formas psicodélicas que me llevan de forma natural a los años 70, no sé por qué... Será porque de fondo suenan los Beatles y su Lucy. Creo que ella en realidad estaba escondida al otro lado del arco iris, pero no por un puñado de diamantes, sino porque encontró al duende de la suerte y su marmita de oro. Y ya no quiso volver...

Hot Hot Hot

El calor me deja las neuronas en coma,

el congelador lleno de helados de todos los sabores

y el cajón de los calcetines completamente vacío...

Sin química... ni física

"...un beso de esos que valen por toda la química de la farmacia"

Parafraseando a Tony Zenet, hoy quiero mi beso químico, como los de las películas. Y no acabar haciendo pompas de jabón yo sola en la bañera porque me he pasado calculando la dosis de gel suficiente para enjabonar a una sola persona...

Banda sonora de un buen día

 

Que no te importe que me quede  las horas muertas mirando a la nada en el parque o que te cuente historias sin sentido porque soy incapaz de estar callada cinco minutos, que me mires raro cada vez que te miro fijamente y escondo una sonrisa tras mi bufanda... Nada importa si al final, tras un silencio que parece incómodo, me dices que te gustan mis tostadas.

Todo irá bien

-Audio: Concrete bed, Nada Surf-

El Hotel Existencia

"Era un refugio, un mundo que podía visitar en mi imaginación. De eso es de lo que estamos hablando,¿no? Evasión".

-Brooklyn Follies, Paul Auster-

En el bar de mi pequeño Hotel Existencia, en su improvisado escenario, se descubre imponente tras el micrófono, su figura iluminada por un potente cañón de luz, la reina del jazz: Ella Fitzgerald. La banda del hotel la acompaña, dándole ese sonido especial, clásico, como de disco de vinilo. Y nada más dirigir la vista a su pequeño auditorio, el público la recibe con un gran aplauso que rompe la intimidad del lugar.

Ahora el más modesto de los bares se convierte en un gran club de jazz, donde la primera dama de la canción, huésped de lujo, ofrece a un puñado de elegidos un concierto único. Y, ¿qué nos va a cantar?

 

Es como volver a los años 50...

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

Improvísame

(1957)

Coleman Hawkins & Ben Webster - La rosita

La música impregnaba el aire y se me adhería a la piel como el calor en el verano y ya no me soltaba. La cita era siempre en el mismo lugar. Me encantaba ir a verle. Todas las noches tocaba la misma canción, mi canción. Entre una estrofa y la segunda parte del tema había un pequeño puente, que él convertía en interminable. Improvisaba sin parar. Y era entonces cuando yo me animaba a salir a bailar a la pequeña pista del local. Con mi vestido rojo y mi mirada fija en él. Era la única mujer que bailaba sola y en aquella época... Aunque en realidad no me importaba porque, para cuando la gente empezaba a murmurar, yo sólo escuchaba la música. La sentía, lo sentía sólo a él. Y ya no me soltaba...

Entonces saltó la aguja del tocadiscos y el vinilo de los 50’ quedó girando, mudo...

Mañana será otro disco.

 

audio | gracias a moteldemoka.com

Lluvia

Ya no llueve a cántaros y es que,

tanto va el cántaro a la fuente,

que se quedó seca

y las nubes están vacías

 

Echo de menos de lluvia,

las tormentas de verano,

esas que te hacen salir a la calle en sandalias

pero con el paraguas en la mano,

esas que te pillan acariciando el mar con los pies,

esas que duran diez minutos, pero diez minutos intensos...

 

¿Alguna vez te has bañado en el mar mientras llovía?

Yo sí... y fue toda una tormenta...

 

[by DuNa]

juliA

En estos días de frío gris a destiempo y de viento golpeando en las ventanas, siempre encuentro a Julia en la cama. Abre un ojo y me mira sin querer. Se estira disimuladamente y asoma los pies por debajo del edredón. Estamos en mayo y, aunque no lo parezca, hace algo de calor. Pero a ella no le importa. La escuchas tararear una canción de Rufus Wainwright mientras se da la vuelta despacito y se acurruca.

cigarettes and chocolate milk
these are just a couple of my cravings
everything it seems i like's a little bit stronger
a little bit thicker
a little bit harmful for me...

(escuchar)

Berlín

Revisando unas libretas viejas, encontré, en las páginas de una, un trozo de papel blanco que llevaba esto escrito por mi. La pena es que no lleva fecha y tampoco recuerdo el momento en que lo escribí...


Berlín

El humo tiñe las fachadas y no volveré a Berlín porque desde que te has ido todo vale y ya no quiero jugar a que somos grandes. Quiero seguir pensando que me regalarán la bicicleta para mi cumpleaños y que, cuando llegue al bar de la esquina, aún estés allí.

Las casas mienten en Berlín. Nada es como decía el manual, nadie me dijo que tú no estarías aquí. Y sigue sonando el violín y esas risas en la cama, ahora paisaje de la Antártida.

Colección Primavera-Verano

El día ha despertado con acento a verano,
aunque el cielo nunca es demasiado azul
y el brillo del sol suena a banda de indie pop...

Eclipse de Mar

Primeras horas de la mañana. Unas nubes ligeras y estiradas. De color rosa las más altas y doradas aquellas que rozan la línea del horizonte. Un horizonte azul plomo. Y al nivel del mar, como sumergida, una bola de fuego: un sol rojizo ardiente. Delante se levanta un pequeño árbol de ramas secas y un alto matorral de carrizo.

Es bonito ver amanecer con la calma que te da viajar en tren a las 8 de la mañana. Felices amaneceres de fin de semana :-)

Otoño

La primera brisa del otoño
hace que se cierren las ventanas
antes de tiempo...

...y que se te enfríen los pies. 

...que a las siete se queme la tarde y a las nueve ya brillen las farolas 

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

Ela...

No me importa que la haga temblar el número 13 o que nunca vista de amarillo. Que evite pasar por debajo de las escaleras, que tenga que empezar el día con el pie derecho o que compre el periódico del día anterior para comprobar si su horóscopo había acertado. No me importa porque todas las mañanas se mete en mi cama y me despierta con un beso. Un detalle muy dulce exento de supersticiones. Y es que Ela es mi amuleto de la suerte...

Agujeritos

Agujeritos
Hay agujeritos que no se llenan desde hace mucho tiempo... las carias, las risas, la complicida, los besos, el cariño... dormir compartiendo la cama por mucho calor que haga... despertar con los rayos de sol reflejados en su espalda... Hoy cambié nuestra foto por un amor incondicional, aunque sé que el marco siempre será "el", sea cual sea la imagen.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres