Blogia
Duna Loves

El origen del sonido

El origen del sonido Hace 15 mil millones de años, el universo original, como un minúsculo huevo recalentado, reventó en pedazos y comenzó a expandirse sin cesar. Por raro que parezca, aquel estallido ocurrió en el más completo silencio. El Big Bang, la explosión más fenomenal que se haya dado jamás, no causó el más leve ruido, sencillamente, porque no había quien la oyera.

La naturaleza es sorda. Lo que llamamos sonido no son más que vibraciones del aire, ondas de diferentes longitudes. Al principio del mundo, los volcanes explotaban sin estruendo, los mares se encrespaban sigilosamente y los truenos desataban tormentas mudas. Más tarde, cuando los seres vivos, por necesidades de defensa, fueron dotándose de órganos auditivos, las ondas provocadas por movimientos y choques de los elementos naturales fueron captadas y traducidas como sonido. El sonido no está en las cosas: ¡es el oído el que las hace sonar!

-José Ignacio López Vigil, Manual urgente para radialistas y apasionad@s-

-----
Metida en mi materia estaba cuando, al empezar a leer este libro, he encontrado esta reflexión. La verdad es que me ha parecido muy curiosa y, en cierto modo, muy verdadera.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

13 comentarios

milena -

el origen del sonido

Howl Radeltheigt -

Elsonido es algo de la naturaleza y no tiene su origen conocido.

Reflejos de Luna -

Realmente es una reflexión muy buena, pero yo creo que sin sonidos y melodías no podría vivir

Pila besinos

la senda de luz -

escuchando el sonido.....

te invito a:

http://lasendadeluz.blogspot.com/2004/12/escuchando-el-sonido.html

dugongo -

Nunca me lo había planteado así... Pero de todas maneras, es una explicación que no me termina de convencer... Por ejemplo, en la Edad Media no se conocía la existencia de las bacterias y lo microbios, y eso no significa que la gente no cogiera infecciones o que no crearan anticuerpos ante sus amenazas.

Que no sepas de algo no significa que no exista. Imagina que realmente hay fantasmas, por ejemplo. Como no los vemos, como no los captamos, creemos que no existen...

Aún así, es una explicación bonita. Me encantó volver a leerte.

Besos.

SebastianDell -

¿Son las cosas de colores? O, mejor aún, ¿sigue tu mesa donde estaba cuando le das la espalda?

Si hubiera prestado más atención a mis clases de Teoría del Conocimiento, quizá pudiera darte una respuesta al menos algo elaborada, pero como no fue así, te dejo que te elabores la tuya propia.

fer -

los sonidos son ondas, que vivan las ondas, carajo...

DuNa -

jejeje parece que gusta, y es que resulta muy curioso lo que cuenta esta reflexión ^_^

Marta -

Que curioso, no se me había ocurrido. Me ha encantado, creo que me lo apunto para echar un ojo.

besos

lau -

mmmm que curiosa la reflexión...si señora...he aprendido a sacar la moraleja, me ha encantado!!!besazos

Dynaheir -

Paisana, ya he vuelto a mi blog :p

DuNa -

jejjeje se nota y me alegro, me alegro :-)

Alma Diente de León -

:) me ha encantao la reflexión!!!! a partir de ahora intentaré escuchar lo que otros oídos escuchan y así saber diferenciar a las personas... simplemente por eso... por su oído:)

:D me ha encantao me ha encantao!!!

Un abrazo!!!
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres