Blogia
Duna Loves

Breve

El periódico Qué! llega a la ciudad. Con este motivo dos de sus componentes nos han visitado hoy en clase. Principalmente nos han presentado una de sus cuestiones clave: la interactividad, la participación activa del lector. Quien ya lo conozca gracias a las 12 cabeceras con las que cuenta, puede que sepa ya a lo que me estoy refiriendo.
A través de la página web del diario, Qué!, el usuario puede crearse un blog y escribir sus noticias en él. Después, el encargado del tema web hace una selección de lo visto en los blogs, y algunas de las opiniones aparecen en la edición impresa. Si el usuario muestra una buena labor y un cierto compromiso puede convertirse en colaborador o, en el caso de ser estudiante, tener en cuenta tu persona en la selección de personal para prácticas.
Además de todo esto. hay merchandaising y los participantes en esta tarea podrían tener preferencia en sorteos u otros y poseer un carné para mostrar a las autoridades y demás para que te permitan pasar y estar en algunos eventos.

Todo ventajas parece ser este nuevo diario. Sobre todo la participación del lector y el tener en cuenta a la blogosfera, no sólo en su edición en internet, sino también impresa, son cuestiones que han llamado mi atención.

-----
PD.: Siento no pasar por los blogs últimamente, es que mañana tengo examen práctico de Técnicas del Mensaje Periodístico @_@
Las historias de David y Sofía quizá continúen mañana o pasado, cuando disponga de algo más de tiempo. Gracias a todos!
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

2 comentarios

Ardi -

Esa vertiente participativa es interesante. Al mismo tiempo, me pregunto si la información, de manera creciente, no sólo es más "democrática" sino más superficial y, con su ligereza, menos informativa. No sólo por la colaboración espotánea, que es buena pero que, cuando la utilizó el económico 5 Días, se tradujo en un montón de errores e inexactitudes. La prensa gratuita, sobre todo la de Metro, cubre un hueco: equivale al autorradio en el coche. Pero, como sustituto del diario tradicional (que es en lo que se ha convertido), es de una pobreza extraordinaria. Un producto de gran consumo, una banalización de la información, más ubicua, más "democrática", pero también más de usar y tirar (claro que también hay un diario, "El Periódico", que, siendo de pago, es muy liviano). Pro y contra. Eso sí, "Metro" está haciendo dinero. Ya veremos "Qué".

dugongo -

Descuida, DuNa, lo primero son los estudios.

Le pediré prestada una mano a mi compañero de mesa porque a mí ya no me quedan uñas y sigo sin poder contener la emoción.

Un besote.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres