Blogia
Duna Loves

Pablo Fotografías

Pablo Fotografías

Recuerdo cuando lo conocí por primera vez fuera de los horarios nocturnos y a plena luz del sol. Pablo Fotografías iba a todas partes con un bolsito, pero no era siempre el mismo. Bastaba con que fuera un bolsito pequeño, del tamaño justo para que cupiera su inseparable cámara de fotos y el libro que andara leyendo en ese momento. Pablo Fotografías era un devorador de libros de bolsillo: El epicureismo, El camino a la felicidad, Los estados carenciales, La insoportable levedad del ser... Siempre llevaba alguno encima, para los trayectos largos, y mi casa era uno de esos trayectos.
También llevaba su cámara de fotos, digital, pequeñita. Para fotografiar la playa desde el mirador del cementerio (tan romántico) o las pálidas casitas de Pueblo Blanco. Él no necesitaba excusas. Podía pasar todo un día fuera de casa convirtiendo los lugares más vistos y cotidianos en preciosas postales. Así tiene árboles preciosos y son los mismos de la esquina, los pelones y trasquilados.
Creo que todavía tiene alguna fotografía mía en medio de alguna parte, con cara de despistada, como si no supiera que me enfoca. Me encantaba.
Y después se marchaba enfrascado en las páginas de alguno de sus libros, leyendo cómo averiguar el camino a la felicidad...

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres.

3 comentarios

reflejos de luna -

hola!! FELIZ NAVIDAD!!! Pablo Fotografías me recuerda mucho a mi, voy con mi cámara a todos lados y con un libro en el bolso, aunque no siempre de bolsillo, fotografío las cosas más insignificantes para hacerlas grandes y bellas :) Pila besinos niña

DuNa -

yo me he aficionado a la cámara :-)

Angel Caido -

La ultima vez que cogi mi camara y me fui yo solo a embutirme en las olas del paseo maritimo de Coruña ... ya hace mucho ,voy a tener que embutirme de nuevo lo hecho de menos en parte ,andar quitando fotos :P
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres