Blogia
Duna Loves

Crónicas desde un tren

Crónicas desde un tren Mis viajes en tren son frecuentes este cuatrimestre. El tren de cercanías está lleno de historias, pequeñas historias, que ocurren cada día y que se hacen imperceptibles para el no observador: un chico que va concentrado en su música y que ordena con meticulosa perfección su mochila, una chica de mirada distraída con un aire a diva de los años 20 con gorrito incluido, un señor mayor todo trajeado que entona algo de flamenco a toda voz, los músicos del acordeón y la pandereta que huyen del revisor... Ayer, al pasar cerca de una estación, unos chicos lanzaron una piedra contra el cristal de uno de los vagones: sólo se produjo un arañazo. Hoy, uno de esas ventanas se fragmentaba en cientos de diminutos cristales y aún se mantenía en pie.

Se me ha hecho tan largo el trayecto... A las 20.30 he llegado a casa. Sólo pensaba en ponerme el pijama, comer algo y sentarme a descansar. Y, ahora que estoy aquí, eso es lo que pienso hacer. Hoy sólo quiero el silencio como compañero para conversar sobre mi ajetreado día.

Y me arrullo con: si tu lengua es meteoro, que me mande unas palabras para hacerme tiritar... de Iván Ferreiro.
Buenas noches.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

7 comentarios

Niña de la Luna -

Hola niña! Espero que estés muy bien en tu casa, yo cuando llegué a la mía también solo me apetecía descansar.
A mi también me encanta observar a la gente que viaja conmigo, cada uno va a lo suyo cada uno con sus preocupaciones, pero en realidad me divierte intentar adivinarlas :)

Tharsis -

Me encanta viajar en tren. Lo considero un buen momento para observar esos pekeños detalles, y para dejar volar la cabeza :P. Un besote niña !!!!

DuNa -

Alma: la verdad es que sí.

Lau: observar es un hobbie muy interesante.

Mi escaparate: a las 22.30 me fui a dormir!

Fer: vaya... qué interesante! por cierto, bienvenido :-)

fer -

mis viajes en buenos aires, en un viejo tren a gasoil, tambien eran la mar de interesantes. un par de veces por semana, viajaba en una lìnea que recibia lluvias de piedras en una parte de su trayectoria. de todos modos, la gente viajaba tranquila, porque eso no era nada comparado a lo que pasaba una década atrás: lo tiroteaban...
saludos

Mi escaparate -

Espero que hayas descansado y hayas tenido dulces sueños.
Un abrazo DuNa

lau -

mirar a la cara de los demás y encontrar las mil historias que esconden tras esa música que escuchan, ese libro que leen, esa mirada perdida que todo lo muestra....me encanta observar a la gente....se aprende a luchar con la imaginación...

besazos y descansa!!!

Alma Diente de León -

Siempre he pensado que en el tren, como en el metro, se aprende mucho, se observa mucho, se escucha mucho... a veces, no se escucha...

Un abrazo!!!

(muy bonita la foto!)
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres