Blogia
Duna Loves

El no-yo del árbol...

El <em>no-yo</em> del árbol... ARENA:
-¿Qué significa el arte de ensimismarse? ¿Qué es el abandono del cuerpo? ¿Qué representa al ayuno? ¿Qué se pretende al retener la respiración? Se trata sólo de huir deñ yo. Es un breve escaparse del dolor de ser yo, una breve narcosis contra el dolor y lo absurdo de la vida. La misma huida, la misma brece narcosis encuentra el arriero en el albergue cuando bebe algunas copas de aguardiente de arroz o de leche de coco fermentada. Entonces ya no siente su yo, ya no experimenta los dolores de la vida; en aquel momento ha encontrado una breve narcosis. Dormido sobre su copa de aguardiente de arroz alcanza lo mismo que Siddharta y Govinda después de largos ejercicios: escapar de su cuerpo y permanecer en el no-yo. Así sucede, Govinda.
Siddharta, de Herman Hesse.

SAL:
Ya no puedo correr, porque me he negado a ser la puta de un dios. Porque me he negado al absurdo comercio de mi cuerpo, me he convertido en laurel. Y ahora soy mi propia dueña, árbol de majestad que crece digno en medio de la tierra. Edén de abundancia y descanso, laboratorio de savia y agua, largas venas de madera, cordón umbilical de raíces y tierra... Imposible ignorar los baches y los saltos. Dos personas arrastran a Ruth, en camilla, por las escaleras. El cuerpo de Ruth sube y baja. Así, por mucho que una quiera, resulta imposible dormir, permanecer en el mundo de la invisible, y no queda más remedio que volver a subir y seguir subiendo subiendo
Subiendo
Subiendo
Subiendo
Subiendo
La camilla abandona el portal y alguien la introduce, como un supositorio, en una ambulancia, por la parte trasera. Esto es serio, se dice Ruth. Me quieren hacer volver, no me quieren dejar dormir en paz. Pero no pienso volver, no pienso volver a abrir los ojos pase lo que pase, quiero ser árbol, quiero ser árbol, ya no quiero ser ninfa, y Ruth se lanza de cabeza hacia lo oscuro, cierra con fuerza los ojos y sigue bajando,
Bajando
Bajando
Bajando

De lo visible y lo invisible, de Lucía Etxebarría.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres.

3 comentarios

La Mariposa -

¿Sentarse en el banco de la derecha o en el de la izquierda? ¿Nos cobijará la misma sombra? ¿Caerán sobre nuestro pelo las mismas hojas? ¿Serán igual de confortables?

El mismo árbol, sí, pero de una elección tan insignificante puede depender el resto de nuestra vida.

Buenos días!!!

Hache -

Cada uno en su simetría imperfecta, a su lado, eternos, muertos, vivos y un arbol que se resiste a morir que prefiere seguir viviendo en su calma, y su quietud infinita, raices que este tiene y que nosotros al igual que Siddharta, podemos cortar y seguir volando en el "desapego".

Sory -

Muy buenos los dos textos !
Y la imagen, muy chula ! Con tu permiso, la guardo,... :)
Besito ! :*
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres