Blogia
Duna Loves

Tacto...

Tacto... En las yemas de mis dedos está marcada cada letra de tu nombre. Es lo único que mi mente escribe, de memoria. Si te detienes a observar la palma de tu mano, la izquierda, que soy zurda, aunque con el teclado eso no importa, quizás leas mi mensaje. Ahora mismo hago círculos con mi dedo sobre el centro de la palma de mi mano, ¿lo ves?, ¿puedes sentirlo? Conoces cada línea de mi mano, estas líneas son las tuyas, deberías sentirlo... Tu pulso tamborilea en mis venas, cada vez más débil... si nos alejamos no podré rozarte y tendremos que gritarnos a la cara sin ni siquiera vernos... Si este momento de magia, alquimia de sentimientos, se rompe, déjame tenerte delante, mirar tus ojos sin protección de vergüenza, y ver si de verdad nos alejamos, si de verdad hemos perdido el sentido del tacto.

- Si nos encontramos, así, en voz baja, ¿probaremos la mesa? ¿recuperaremos el tacto? Y decirte al oído que me gustas así...
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

7 comentarios

esther -

hola wapa! me ha encantado, como todo lo que escribes eres la inspiracion en persona,ojala mas personas pudiesen disfrutar de lo que pasa por tu mente y de todo aquello que no escribes aqui.tu amiga

Nimue y su kaos -

Me he pasado por tu desierto para visitarte, y he visto que tu producción es muy fertil interesante sentido el tacto, a ver si con suerte esa palabra lee lo que has escrito para ela ;) un beset

DuNa -

Gracias a todos. Espero que cuando esa persona con suerte pase por aquí, se dé cuenta de ello.

Sergi: cierto eso de las coincidencias? pues no había visto tu página y ahora que la ví, creo que no me queda muy claro como manejarla... jejeje

Sergi -

Por cierto... lo de las dunas ya lo obvio, demasiadas coincidencias amables con mi página, repleta de ellas.

Regresaré por aquí ;-)

Sergi -

Todo un hallazgo tu página... toda la razón para bokuden, y toda una coincidencia tu escrito del erizo con un poema mío de hace un tiempo, escrito sobre la hierba del Retiro, pero allí yo era un cactus, no un erizo.

Saludos de un poeta desubicado.

bokuden -

Hay gente con suerte. El receptor de este mensaje sin duda pertenece a ese club.

Rocío -

Simplemente encantador...Me ha encantado.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres